3 lecciones de cómo VENDER que aprendí en el #EventoConecta

Este fin de semana estuve en el #EventoConecta de Sebastián Lora en Madrid y solo puedo decir que volví a casa transformada. Fue uno de esos eventos que te cambian la vida.

Desde la charla de Juanjo Serra, que me tocó el alma, a muchas ideas que cambiaron mi perspectiva sobre cómo vender y comunicar.

Hoy quiero compartir contigo las 3 lecciones que más me impactaron. Deseo te ayuden tanto como a mí.


1. Deja de mirarte el ombligo y pon el foco en el otro

Como emprendedores, siempre estamos pensando “cómo conseguir clientes”, “cómo vender más”, “cómo aumentar mi facturación”, etc.

El problema es que estos tres puntos se centran en uno mismo y no en aportar valor al otro y ayudarle a lograr los resultados que desea.

Y esto la gente lo nota, ni sea a un nivel inconsciente.​​

Se trata de centrarnos en el otro, en cómo nuestros servicios y productos le van a ayudar a lograr sus objetivos.

Porque vender es amar, ya que sí, tú vas a obtener un dinero por la venta, pero tu cliente se va a llevar un valor mucho más alto que ese precio, con lo que es un win-win donde ambos ganáis​.


2. Deja de querer caer bien y haz que los demás te caigan bien a ti

Los seres humanos tenemos miedo al rechazo y buscamos inconscientemente caer bien a los demás.

Esto se agudiza cuando tenemos que vender, ya que sabemos que la base de la venta es la confianza.

Sin embargo, cuando lo que queremos es caer bien, el foco vuelve a estar en nosotros, y no en la persona que tenemos delante.

Se trata de darle la vuelta y querer que el otro nos caiga bien. Mirarle y hablarle como si fuera un amigo.

Lo probé en el mismo metro de Madrid y puedo decirte que esta idea cambiaba completamente cómo veía y sentía a la otra persona.

Porque cuando es un desconocido, todos tenemos barreras emocionales. Pero si aplicas el ejercicio, esa persona pasa a caerte bien ya que tus barreras se derriban solas.


3. Vender es como hablar en público, según dónde pones el foco, sientes

Si bien esto no se dijo de forma directa en el evento, fue a una conclusión que llegué yo, ya que conecté mi experiencia hablando en público con el arte de vender.

Te cuento:

La primera​​ vez que tuve que hablar en público me pasé la noche sin poder dormir. Los nervios se me comían.

Hasta que un día entendí que a nadie le importaba quién era yo, sino cómo yo les podía ayudar con mis charlas, conferencias y cursos.​​

Ese día cambié el foco a mi audiencia, buscando aportarles valor y ayudarles en sus vidas y negocios.

​​He hablado en auditorios con más de 200 personas​​ tan cómoda como si estuviera trabajando 1-1 con un cliente. Y todo por cambiar el foco de mí a mi audiencia.

Pues en ventas es lo mismo. Si el foco lo pones en ti, te vas a sentir nervioso y esto lo vas a transmitir de fo​​rma inconsciente.

En cambio, si cuando vas a vender algo, sea en persona a puerta fría, sea un producto digital, si el foco lo pones en el otro esa energía va a llegar y te será mucho más fácil vender.
​​​
Recuerda, a nadie le importa quién eres ni que haces, lo único que les importa es cómo les ayudas.

Porque la gente no compra productos ni servicios, la gente compra resultados.

Y por eso has de personalizar muy bien lo que vendes, para conectar con tu cliente y ayudarle a alcanzar estos resultados.​​


Amar es vender…

Deseo que estas lecciones te hayan ayudado tanto como a mí.

Vender es lo que más le cuesta a todos los emprendedores y este enfoque cambió mi perspectiva.

Vender es amar y cuando el foco lo pones en el otro, todo se transforma.

¡Me encantará leer y contestar a tus comentarios!

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?