Qué Es el Marketing del Dolor y Por Qué Yo le Digo Adiós
Marketing de Dolor

El otro día hablaba con una colega estratega de negocios y me comentaba cómo el dolor es el mecanismo más potente para vender online.

En sí, no decía nada nuevo, ya que el marketing tradicional usa el dolor y el miedo para vender.

La realidad es, que si bien el es el dolor lo que más motiva a la acción humana, también es verdad que atrae a un “cierto” tipo de seres humanos.

Gente que sufre, atada al pasado y que se mueve por el miedo.

Cuando comunicas desde el dolor y el miedo, atraes a un tipo de personas con un nivel de conciencia bajo.

Y sí, seamos honestos, la mayor parte de la población cumple este perfil y por esto, la mayoría de expertos en marketing lo recomiendan.

Pero el nivel de conciencia del planeta está subiendo y cada vez somos más las personas que nos movemos por la alegría y el amor, y no por el miedo, la amenaza y el dolor.

Cuando comunicas desde el amor, llegas a personas emocionadas por su futuro, mucho más aspiracionales y con un nivel de conciencia alto.

De aquí que sea tan importante que desde hoy mismo decidas a cuál de las dos personas quieres llegar con tu negocio digital, porque esto va a definir tu futuro.


Qué es el marketing del dolor y por qué prefiero el marketing del amor

Si analizas la mayoría de páginas de venta online o de posts en redes sociales enfocados a la venta, verás que usan el miedo y el dolor para venderte.

Estudian tu psicología, tu cerebro reptiliano, para así saber qué han de decir para tocar esa fibra interna que tanto duele. Y así impulsan la venta: desde el dolor.

Porque, seamos sinceros:

Todos compramos porque tenemos un dolor que queremos aliviar.

El tema es que podemos vender desde dos puntos de vista distintos:

  • Vender desde el dolor. Tocando esa herida profunda de nuestro cliente para que nos compre.
  • Vender desde el amor. Conectar con ese profundo deseo de nuestro cliente de una vida mejor.

El cambio es sutil, pero muy importante.

Porque cuando vendemos desde el amor, lo hacemos mirando al futuro. Mientras que cuando lo hacemos desde el miedo, la persona está mirando al pasado.

Y eéta es la gran diferencia entre el tipo de persona que atraemos a nuestro negocio.

Veamos un ejemplo.

Una persona que no está satisfecha con su peso actual, siente que se ha engordado y no se ve bien.

Si esta persona tiene un nivel de conciencia bajo, se culpará por su peso, se insultará a sí misma y será muy manipulable ante mensajes de marketing basados en el miedo y el dolor, tipo: “¿Los demás se ríen de tu aspecto?“. O más sutiles como: “¿Te ves gorda y fea?” O gordo y feo :))

Si la persona vibra en amor y alegría, no se sentirá identificada con estos mensajes.

Yo, por ejemplo, he ganado unos kilos, pero ni me quiero menos por esto, ni me siento gorda ni fea y, sinceramente, me da igual lo que piensen los demás de mi aspecto. Yo soy yo y me quiero así.

Por eso, a una persona de nivel de conciencia más alto, le funcionará mejor un mensaje tipo: “¿Quieres volver a sentir esa vitalidad interior?“, o ¿Quieres sentirte radiante por dentro y por fuera?

En ambos casos, estamos hablando de bajar peso, pero en el primero llegamos a personas que sufren, mientras que en el segundo llegamos a personas que se quieren y solo quieren mejorar.


El nivel de conciencia y el marketing

Mi enfoque del marketing cambió el día que leí por primera vez al Dr. David R. Hawkins. Su enfoque de la escala de la conciencia de los seres humanos me hizo dar cuenta de lo importante que es decidir el tipo de persona que queremos ser y al tipo de personas que queremos llegar.

Yo, durante muchos años vibré en dolor y miedo, durante esos años mi nivel de sufrimiento era muy alto y era muy fácil que hubiera “caído” en muchas promesas para salir de ese dolor.

Hoy, sin embargo, si alguien intenta “manipularme” usando mi dolor para venderme, lo único que consigue es que salga corriendo y no compre.

Y el motivo es solo uno: mi nivel de conciencia ya no vibra en miedo, sino en amor.

Por eso, antes de hacer nada, necesitas saber qué tipo de persona eres tú y a qué tipo de persona quieres llegar.

Porque si quieres llegar a personas com un nivel de conciencia más alto, personas que vibran en alegría, entusiasmadas por su futuro, usar el miedo y el dolor para venderles solo va a alejarlas de ti.


Y tú, ¿a qué tipo de personas atraes?

Cuando yo vibraba en miedo, me llegaban clientes con un nivel de conciencia bajo y la relación no era nada armoniosa. Hoy en día, mis clientes son todo lo contrario, personas abundantes e ilusionadas con la vida, con las que es un placer trabajar día a día.

Cómo comunicas define el tipo de personas que atraes a tu negocio.

¿Qué clientes estás atrayendo tú? Deja un comentario con tus experiencias.

2 Comentarios
  1. Felix Medina 4 semanas

    Excelente articulo, simple y practico para entender, y reflexionar.

    • Autor
      Sandra Guerrero 3 semanas

      Gracias, Felix!

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?