El peor error que cometí en mi primer negocio digital
El peor error que cometí en mi primer negocio digital

En el año 2010 lancé mi primer negocio digital, un blog de diseño web que llegó a alcanzar las 80.000 visitas al mes y que se posicionó como uno de los referentes en el mundo del diseño web hispano.

En el año 2015 cerraba este blog. Había cometido un error que ya no tenía solución.

Y este error fue ofrecer servicios que no me llenaban a un precio low cost, pensando que si mis precios eran caros no me compraría nadie.

Empecé a atraer a un tipo de cliente muy sensible al precio y esto solo me frustraba

Si bien vendía mis cursos online, llegó un punto que me sentía tan frustrada que dejé de ofrecer mis servicios 1-1.

Hasta que llegó un día donde me sentía tan frustrada con mi negocio digital, que lo cerré.

Y esto fue por dos motivos: uno, darme cuenta que la temática si bien me gustaba, no me llenaba. Y dos, ver que había consolidado una marca que nada tenía que ver con mi verdadera identidad.

Y es que según cómo comunicas, llegas a un tipo de persona u otra. Y una vez se consolida la marca, no hay forma de cambiarlo.


Los 4 pilares de un negocio digital

No es fácil cerrar un negocio digital bien posicionado con el que te ganas bien la vida con los ingresos pasivos que genera. Pero seguir habría sido estar en incoherencia conmigo misma.

Para mí fue muy doloroso tomar esta decisión, pero la coherencia es un valor muy importante para mí.

Yi bien esta experiencia me fue muy amarga, aprendí mucho de ella.

Es por esto que en mi programa Semillas de Éxito decidí aplicar todo lo que yo aprendí de mi experiencia para que ningún emprendedor vuelva a pasar por la misma.

En mi programa, siempre trabajamos estos 4 pilares, en orden:

  1. Quién eres tú
  2. Quién es tu cliente ideal
  3. Cuál es la oferta
  4.  Cómo comunicas

Muchos emprendedores se lanzan directamente al punto 4, que es lo que hice yo también en el 2010.

En mi caso, me había equivocado en el punto 1 porque ni tan solo me lo había planteado.

Y en el punto 2 cometí el error que más frecuentemente se comete y es trasladar mis carencias a mi cliente ideal, que en esa época eran económicas.


Cómo tu cliente ideal afecta tu negocio

Esto que me pasó a mí lo veo continuamente en los ejercicios que hacen mis clientes, y es trasladar sus miedos y carencias al cliente ideal.

El motivo es este:

Tu cliente ideal siempre hereda tus valores y manera de ser.

Es por este motivo que es tan difícil identificar por qué estás haciendo mal tu cliente ideal, porque sin darte cuenta le trasladas tu sombra.

Ejemplo 1

Tuve una clienta que, a pesar de ser una gran profesional, se sentía insegura con los servicios que iba a ofrecer.

Su cliente ideal era alguien que dudaba de si contratar sus servicios, porque había muchas otras alternativas gratuitas.

Aunque ahora así parezca evidente, cuando es tu sombra, no te das cuenta, porque proyectas tu inconsciente en tu cliente ideal.

Ejemplo 2

Un cliente mío que es coach creó un perfil de cliente ideal que era una persona con muchos problemas emocionales.

Este cliente es muy mental y se desborda fácilmente si alguien está todo el día con el pañuelo.

Entonces fue cuando le dije: ¿no te das cuenta que está temática que has elegido te va a desbordar?

Decidimos darle un nuevo enfoque a su cliente ideal, porque en otro caso habría empezado a atraer a este tipo de cliente a su negocio. ¡Garantizado!

Ejemplo 3

Hace poco contraté a un copywriter para que me ayudara a redactar los textos de mi página web.

Una vez los implementé, tuve que hacer varios cambios a los mismos (y más que quedan por hacer) porque él todo el rato se enfocaba a coaches.

Y sí, muchos de mis clientes son coaches, pero muchos son expertos de otras áreas que no se identifican con la palabra “coach” o “mentor”.

Después entendí que había pasado.  Y es que yo le dije que mi cliente ideal quiere transformar las vidas, algo que hacen los coachs.

Pero también lo hacen todos los expertos que trabajan desde la ética, ayudando a transformar vidas y negocios.

De aquí que esté ahora revisando todos los textos de mi web, ya que quiero llegar a todo profesional que trabaje desde la conciencia y la abundancia, y no solo a los que son coaches.


Consejos para crear tu cliente ideal

Como hemos visto, tu cliente ideal hereda tus valores, así como tus proyecciones inconscientes.

De aquí la importancia de crear un perfil de cliente ideal y detectar todo lo que estás proyectando en él/ella sin darte cuenta.

También es necesario que revises tu perfil de cliente ideal de forma regular, porque si tú cambias, también lo hace tu cliente ideal, ya que él/ella crece contigo.

Otro punto a tener presente es que si tú crees algo firmemente, aunque hagas que tu cliente no sea así, seguirá dominando tu creencia por encima del cliente ideal.

Si, por ejemplo, tú crees que tus servicios son caros y creas un perfil de cliente ideal solvente, seguirás sin vender porque los inconscientes se comunican.

Necesitas entonces revisar tus creencias de por qué tus servicios son caros antes de ponerlos a la venta.


¿Quién es tu cliente ideal?

Si todavía no tienes un perfil de cliente ideal creado  y tu negocio ya está funcionando, piensa en los clientes con los que más te gusta trabajar, ¿Qué tienen en común?

Recuerda, tu cliente ideal hereda mucho de ti. ¿Quién es tu cliente ideal?

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?